ORÍGENES

Visionarios y pioneros. Una empresa familiar que parte de la tradición rumbo a un sueño. Para cambiar las cosas, aprender y compartir. La pasión y el compromiso de un hombre como base del éxito de hoy. Ese es el origen de Camper.

Camper es la historia viva de una empresa familiar y de una gran familia de creadores que, durante más de un siglo y a lo largo de cuatro generaciones, se han dedicado a la industria del calzado. Aunque Camper nació en 1975, para comprender en profundidad su verdadera esencia, sus valores y su compromiso, hemos de remontarnos más de 120 años atrás.

En 1877, Antonio Fluxà, un experto zapatero, zarpó rumbo a Inglaterra con el fin de conocer nuevos métodos de fabricación industrial. A su regreso, reunió a los mejores artesanos del cuero de Inca (Mallorca) y les mostró las primeras máquinas empleadas para fabricar zapatos. Todo un símbolo de modernidad, un espíritu innovador que se trasmitió a las generaciones futuras, una determinación revolucionaria, un profundo respeto por la profesión, por los productos de calidad y, por encima de todo, por la funcionalidad.

Su hijo, Lorenzo Fluxà, nació en una fábrica de zapatos. Heredó de su padre tanto el gusto como el entusiasmo por este sencillo objeto, siempre parte de un par, que nos mantiene en contacto con la tierra. Continuó la tradición de su padre mimando la calidad e innovando los procesos de fabricación industrial.

Los cambios históricos y sociológicos acaecidos en España a mediados de la década de 1970 se reflejaron en una nueva actitud ante la vida: se desarrollaron nuevos estilos, nuevos conceptos y un nuevo espíritu de aventura. Con el sólido respaldo de más de un siglo de tradición, Lorenzo Fluxà, nieto de Antonio, creó Camper en 1975, con la idea de convertirla en una marca cuyo concepto reflejara un nuevo estilo de vida, una nueva forma de pensar, basada en la libertad, la comodidad y la creatividad.

En 1981 se inauguró la primera tienda Camper en Barcelona, con la que vio la luz un nuevo concepto que revolucionó el mundo de las tiendas de zapatos, con atrevidos elementos gráficos y una funcional exposición por tallas sin precedentes. En 1992, comenzó la expansión internacional, con la apertura de filiales en las principales capitales europeas de la moda: Londres, París y Milán. En la actualidad, Camper es la empresa más antigua del sector en España y ha logrado además mantener un crecimiento ininterrumpido durante cuatro generaciones.