PRODUCTOS CAMPER

Camper es una forma de caminar. Y sus productos son fruto de una filosofía de vida, una forma de pensar y un modo de hacer calzado. Con interpretaciones diversas, porque la creatividad no tiene límites. Confort e imaginación, para llegar a donde quieras como tú quieras. Una familia numerosa.

Camper no es un tipo de zapatos concreto, sino un estilo, una filosofía de vida, una forma de pensar y un modo de hacer calzado. Camper es una forma de caminar.

No se pueden entender de verdad los zapatos Camper sin conocer nuestro orígen y nuestra tradición. Camper nació en el Mediterráneo: una parte del mundo única, escenario de la integración de distintas culturas, es decir, de la diversidad. También es famosa por la arraigada tradición zapatera que, desde el año 1877, siempre ha combinado diseño y funcionalidad en su esencia.

Como resultado, Camper es dual y contradictoria: la diversidad y la coherencia (por sus orígenes) y el diseño y la funcionalidad (por la tradición), coexisten en el espíritu de la marca, y se transmiten al producto. Los zapatos son, por tanto, el vínculo entre los orígenes y la tradición, por un lado, y la realidad urbana del mercado por otro. Evocan los sólidos valores del mundo rural mediterráneo: comodidad, duración y sencillez. Los zapatos Camper incorporan estos valores al universo urbano a través de su sofisticación informal, su cuidado diseño, la ironía y, por encima de todo, la imaginación. Combinan comodidad e imaginación, tradición y modernidad, tecnología y estética.

Camper ofrece diversos productos que son el resultado directo de su compromiso con la creatividad. Los zapatos son cómodos, informales, útiles, funcionales y versátiles. Camper fabrica zapatos para caminar pero, al mismo tiempo, también para imaginar, innovar y divertirse, con un toque claramente mediterráneo, tan creativos e individuales como los propios seres humanos.

En Camper estamos convencidos de que hay tantas formas de caminar (cómodamente) como personas distintas; por ello, no se nos puede identificar con “un zapato” ni con “un estilo” concretos.
Los productos de Camper se pueden agrupar por “conceptos”. Algunos evolucionan de modo más sutil que otros: Camaleón, Pelotas, TWS, Brothers, Industrial o Wabi, por ejemplo. Otros cambian con más frecuencia y de modo más radical, marcando nuevas tendencias en el mundo del estilo. La diversidad que se pone de manifiesto en nuestra gama de productos constituye la forma en que Camper hace realidad el respeto por la libertad y la identidad personal. Los zapatos Camper no son una idea rígida a la que uno deba adaptarse, sino un amplio abanico del que se puede seleccionar el zapato más cómodo, el que permite sentirse más identificado con uno mismo.

Por último, pero no por eso menos importante, los zapatos Camper destacan por su calidad. Sólo las mejores pieles del mundo, naturales, hidrófugas y resistentes, pueden hacer que la calidad y la ligereza sean compatibles. Hormas que se adaptan a la estructura ósea y al movimiento natural del pie, y suelas creadas con diseños exclusivos e innovadores que reflejan nuestra particular forma de mantener el contacto con la tierra. Productos que combinan la mejor artesanía con modernos sistemas de fabricación, usando tecnologías respetuosas con el medio ambiente. Comodidad en los pies y también en la cabeza. Zapatos que cuidan de la salud de quienes los usa y que además estimulan la imaginación.

ÁRBOL GENEALÓGICO DE CAMPER: CONCEPTOS HISTÓRICOS

El primer modelo comercializado por Camper en 1975 fue el Camaleón, concepto que introdujo por primera vez en España el estilo casual y dio pie a un torrente febril de creatividad que acabó por consolidar la marca. En 1981 se creó el Runner, el primer calzado deportivo pensado para antes y después del deporte. Calzado urbano por excelencia, combinaba la estética urbana con la comodidad de un deportivo. Un año después, Old Bachelor revolucionó el clásico zapato de cordones incorporando una suela de goma. A mediados de la década de 1980, los jóvenes más modernos optaron por el Palmera/Spiral, de 1983, y los más urbanitas se decantaron por el aspecto militar del Kenboot, de 1984. En 1988, vio la luz el TWS, con sus pares asimétricos pero complementarios, un concepto verdaderamente único.

Dos años después asistimos al debut del Industrial, con su fabricación casco, precedente de las tendencias actuales. 1992 fue el año de la presentación de Brothers, un concepto versátil y multicultural que supuso un reto en toda Europa, ya que en ese año Camper cruzó las fronteras españolas hacia el resto del continente. A continuación apareció el modelo Terra, de 1993, un calzado rural que de nuevo hacía honor a los orígenes de Camper. Tras él llegó su polo opuesto: Mix, un zapato híbrido con un diseño futurista, reflejo perfecto de la vida urbana. Ese mismo año comenzó su andadura nuestro héroe retro: Pelotas.

Camaleón: nacido hace muchos años, alrededor de 1928, el Camaleón era un calzado práctico, pensado para el trabajo duro. Fabricado a partir de neumáticos gastados y lona de los propios neumáticos, los artesanos mallorquines cosían estos zapatos a mano con hilo de cáñamo cortado a medida, para después envolverlos en periódicos viejos para su distribución. Alrededor de los años 30, la lona de los neumáticos fue sustituida por lona de carruaje, más resistente y menos dura. En 1931, con la incorporación de la puntera y la talonera de piel, nació el primer Camaleón tal y como lo conocemos en la actualidad. Camper reinventó este zapato en 1975 y lo bautizó con el nombre de “Camaleón”: un zapato rural para la gente de la ciudad, que reflejaba el espíritu sencillo y funcional de sus raíces mallorquinas. Fue el primer zapato comercializado por Camper y, en la actualidad, constituye un estándar del estilo y la filosofía de la marca: rural, sencillo, irónico, práctico, cómodo, reciclado y urbano.

La sabiduría de generaciones de campesinos combinada con la artesanía legaron una herencia extraordinaria que Camper supo plasmar en este exclusivo zapato, que no sólo se arraiga en la tradición más práctica, sino que recupera además una forma de entender la vida, de relacionarse con la naturaleza, de respetar el entorno. El Camaleón es además un zapato ecológico, ya que está diseñado, desarrollado y fabricado de la forma más respetuosa posible con el medio ambiente. Gracias a ello, Camper obtuvo un importante reconocimiento de manos de la Unión Europea: en el año 2000 recibió la Ecoetiqueta, convirtiéndose así en la primera empresa del sector del calzado en recibirla.

Wabi: palabra japonesa que procede del verbo wabiru, que significa “pedir perdón” y que Camper interpreta con el significado de “sencillo, modesto, sin pretensiones ni artificios”. Con este concepto como inspiración y conscientes del hecho de que gran parte de nuestra vida urbana se desarrolla en interiores, con zapatos que sin embargo están pensados para el exterior, Camper creó el modelo Wabi, un calzado exclusivamente pensado para interiores. Wabi es un zapato natural, práctico y diseñado para utilizarlo en interiores: en casa, en la oficina, en la cocina…

Además, está desarrollado con sencillez, destinado a un estilo de vida modesto. Wabi es el resultado de la aplicación del sentido común para crear un calzado funcional y respetuoso con el medio ambiente, un zapato totalmente anatómico y ergonómico. Camper ha reducido el proceso de producción a cuatro pasos industriales y este producto se fabrica con un número de componentes mínimo, lo que permite reciclarlos con mucha más facilidad. Wabi es una propuesta en la que se integran la salud, el diseño y la ecología. Con este diseño ecológico Camper busca la armonía entre el hombre y la naturaleza, armonía que nos llega en forma de “zapato + plantilla + calcetín”, que ofrece distintas combinaciones posibles para adaptarse a cualquier época del año y a cualquier temperatura. Camper procede del mundo rural, aunque sus diseños están orientados a la vida urbana, algo que se pone claramente de manifiesto en el concepto Wabi, que al mismo tiempo subraya la contradicción entre ambos mundos –rural y urbano–, fundamento de la filosofía de Camper.

Atención al cliente: (+34)971888101 Lunes-Viernes 9 a 21 (CEST)